31 de diciembre de 2010

La cultura precolombina en la Heráldica cívica cubana II

La autenticidad de este supuesto escudo de Artemisa no ha podido ser aún verificada, toda vez que se trata de una reproducción que dibujara el eximio pintor reglano Jorge Hurtado de Mendoza en los primeros años de la Provisionalidad, y todo parece indicar que fue a petición del Archivo Nacional de la República. No sabemos por qué el Archivo Nacional decidió recopilar los escudos de armas civiles, o de quién fue la idea, ni conocemos todavía la información en la que se basó Hurtado de Mendoza para realizar los dibujos. Todo lo que se conoce es la propia existencia de este dibujo, que ubica el escudo en 1879, probablemente relacionado con la nueva división político-administrativa que implantó la Corona en la isla a raíz de la pacificación de Cuba y el fin de la Guerra de los Diez Años.

Este supuesto escudo primado artemiseño muestra una mujer precolombina en actitud de correr, vestida en ropas blancas, tenante en sus manos un arco y una flecha engarzada, lista para dispararla, orientada al cantón diestro del jefe del escudo, y a sus pies, un lebrel negro, el conjunto está rodeado por un paisaje típico cubano, es decir, un terrazo y dos plantas, una en cada flanco, campo de azur y en jefe una luna llena, de plata (blanca).


Hasta el momento no consta su Real concesión, de manera que es posible haya sido empleado, si acaso lo fue, como el escudo de Santa Clara, cuya solicitud de concesión fue realizada en 1894 a Su Majestad reinante, pero nunca resuelta.

Otro escudo con elementos precolombinos es el de Jaruco, la ciudad condal, que trae una palma real y dos hombres precolombinos adosados. Lo curioso es que en este dibujo de Hurtado de Mendoza los hombres traen arco y flecha y un tocado de plumas en la cabeza, a la usanza de las naciones precolombinas norteamericanas. En otras representaciones aparecen los dos hombres de frente, con un recipiente en sus manos. Este escudo tampoco fue concedido de iure por la Corona española, o al menos no tenemos noticias de ello. Sólo se conoce que fue diseñado por los señores Beltrán de Santa Cruz y el príncipe de Orleáns en 1798.


Otros escudos de armas coloniales muestran elementos de la cultura precolombina, y como caso relevante está el de Cienfuegos, concedido por S.M. D.ª Isabel II en 1842, y que trae en su cuartel bajo una “jagua en producción”, nombre precolombino que ha pervivido en la cultura popular y en el escudo de la ciudad.


Ya en tiempos de la república, es notable el escudo de Banes, diseñado en 1926 por quien luego sería Obispo de Camagüey, Mons. Carlos Riu y Anglés. La flecha representa la cultura precolombina, su direccion y sentido representan su propia decadencia.


FIN DE LA SEGUNDA PARTE

No hay comentarios: